La medida de Virgin Atlantic se debe a que su flota de Boeing 787 Dreamliner deberá ser puesta en tierra por mantenimiento no programado.

El consejero delegado de Virgin Atlantic (VS) Craig Kreeger, ha confirmado que uno de sus cuatro vuelos entre Londres-Heathrow y Nueva York, será operado temporalmente por Delta Air Lines (DL) durante el mes de octubre.

En declaraciones ofrecidas a Bloomberg, Kreeger indicó que el cambio, vigente entre el 12 y el 31 de octubre, permitirá que Virgin realice un mantenimiento no programado a su flota de aviones Boeing 787-9 Dreamliner, cuyos motores Rolls-Royce Trent 1000 deberán ser inspeccionados.

“Es una medida de contingencia que nos da un poco más de flexibilidad, ya que hemos tenido algunos problemas con los motores de nuestros 787,” señalando además que “Esto garantiza que tendremos suficiente capacidad. Es algo circunstancial, no se trata de una estrategia,” señaló Kreeger durante la entrevista.

El pasado mes de agosto, Rolls-Royce anunció que al menos 500 motores Trent 1000 deberían entrar en mantenimiento no programado con el fin de solventar los problemas causados por el desgaste que afectan a los álabes del compresor de alta presión, y que han causado la parada técnica del Boeing 787 Dreamliner.

Delta Air Lines ha puesto a disposición de Virgin sus Boeing 767-300(ER), y posiblemente despliegue sus 777-200(ER) si la demanda así lo requiere.