La aerolínea India de bajo costo ha abandonado los planes de arrendar dos Boeing 787-8 Dreamliner para su uso durante la temporada de invierno en operaciones de largo recorrido.

De acuerdo con Forber, el consejero delegado de SpiceJet (SG) Ajay Singh ha señalado que la aerolínea India de bajo costo se centrará en aviones de fuselaje estrecho en el futuro.

Durante la entrevista, Singh ha señalado que la empresa ha considerado tanto al Boeing 787 como al Airbus A350 para lanzar operaciones de largo recorrido y bajo costo desde la India a mercados vacacionales como Denpasar, Singapur y Hong Kong, así como a ciudades con grandes comunidades de expatriados como Londres y Birmingham en el Reino Unido.

“Como concepto creemos que existen oportunidades en el negocio del bajo costo y largo recorrido. Sin embargo, para lograr tarifas bajas y obtener ganancias, es necesario garantizar que los costos sean significativamente más bajos, y a este punto en el que los precios de las aeronaves están hoy día, lograrlo resulta un desafío,” acotó Singh.

A finales de Septiembre, SpiceJet confirmó un pedido con Bombardier por hasta 50 Dash 8 Q400,   previamente suscrito en el Salón Aéreo de París, en donde también confirmó la compra de 20 Boeing 737 MAX 10, y ejerció derechos de conversión otros 20, sumados a 205 unidades de la familia  de aviones de pasillo único del fabricante Estadounidense.

De acuerdo con datos proporcionados por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), el mercado doméstico de transporte aéreo en la India experimenta en promedio un crecimiento anual de 18,8%, estimado en 80 millones de pasajeros.