Airbus ha desarrollado dispositivos de punta alar iniciando con el A300 hasta el más novedoso para el Airbus A350 XWB

Cuando el primer Airbus A330neo surque los cielos por primera vez, también lo harán los nuevos Sharklets de Airbus, los dispositivos de punta alar con aspecto atractivo, aún cuando su fin va más allá de la simple estética.

¿Cuál es la función de los Sharklets?


Como en todo dispositivo de punta alar, la función de los Sharklets es de reducir la resistencia inducida de las aeronaves, al alterar el flujo de aire cerca de las puntas de las alas, zonas en donde se crean tos torbellinos de punta alar.

Estos torbellinos representan varios problemas. Para el avión en sí, aumentan la resistencia inducida, por lo que se desperdicia energía en acelerar dicha masa de aire en lugar de utilizarla en su propio avance, y para el resto de los aviones, estas turbulencias, dependiendo del tamaño y diseño de las alas, permanecen en el aire durante varios minutos. Por lo tanto, se hace necesario que tanto los pilotos como los controladores aéreos deban observar y respetar separaciones entre aeronaves previamente establecidas, y así evitar el encuentro de estas turbulencias con los aviones, lo cual es potencialmente peligroso.

Al atenuar los torbellinos generados en las puntas alares, estos dispositivos, entre ellos los Sharklets, mejoran el rendimiento del avión, incrementando la eficiencia en el consumo del combustible, y por ende mejorando la autonomía de los aviones.

Airbus, pionera en el desarrollo de dispositivos de punta alar


Airbus fue la primera en introducir aletas directrices (conocidas en inglés como wingtip fence) en sus A300-600 y A310. Estas aletas directrices tienen forma de flecha, y están fijados verticalmente, extendiéndose por encima y por debajo del extremo de las alas.

Dispositivo tipo "wingtip fence" instalado en un Airbus A320. (Pieter van Marion)

Dispositivo tipo “wingtip fence” instalado en un Airbus A320. (Pieter van Marion)

La experiencia con este dispositivo alar fue tan positiva que se convirtió en uno de los elementos distintivos de Airbus en la familia A320. Desde el A318 hasta el A321, todos los aviones de aviones de pasillo único de Airbus contaron con este dispositivo como equipo estándar.

Posteriormente, con la entrada de los A330 y A340, Airbus desarrolló winglets específicos para estos modelos, aún cuando el A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, cuenta con aletas directrices, aunque de mayor tamaño.

Los Sharklets, los dispositivos de punta alar de última generación


En el año 2012, Airbus introdujo nuevos dispositivos de punta alar, concebidos para su próxima generación de A320 denominada ‘neo.’ De acuerdo con el fabricante, estos dispositivos de 2,4 metros de altura reducen en un 4% el consumo de combustible en comparación con las aletas directrices, reduciendo anualmente las emisiones de CO2 por avión en unas 900 toneladas aproximadamente.

Estos Sharklets son equipo estándar en los A320neo, y están disponibles para los A320ceo como opción.

En el caso del A330neo, sus Sharklets llevan la envergadura del avión a 64 metros, en comparación con los 60,3 metros del A330ceo, y al igual que las versiones de menor tamaño instaladas en los A320, constituyen una parte esencial de las mejoras aerodinámicas ofrecidas por Airbus, concebidas para mejorar la eficiencia, reducir el consumo de combustible, y así optimizar los costos operativos de estos equipos y aumentar su autonomía.