El aeropuerto neoyorquino espera alcanzar la marca de los 100 millones de pasajeros en 2050.

Andrew Cuomo, gobernador del Estado de Nueva York, anunció el pasado 4 de enero, los planes de invertir 10 mil millones de dólares para modernizar el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK), uno de los aeropuertos principales de los Estados Unidos.

Cuomo informó que el plan busca crear “un aeropuerto unificado e interconectado, que transforme la experiencia del pasajero y que facilite el acceso y tránsito.”

“Nueva York nunca da marcha atrás ante un desafío; en cambio, aceptamos el reto e impulsamos proyectos ambiciosos que a menudo son considerados imposibles. La transformación del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy se trata precisamente de eso”, dijo Cuomo.

En una ciudad considerada como una de las más cosmopolitas del mundo, JFK se ha vuelto famoso por las demoras de sus vuelos, así como por sus embotellamientos para acceder a las terminales, e igualmente por el colapso de sus instalaciones, inadecuadas para atender a los más de 60 millones de viajeros que transitan anualmente por dicho terminal aéreo.

“El Aeropuerto John F. Kennedy fue un aeropuerto modelo en el mundo. Hoy día está colapsado por el tráfico y plagado de falllas por sistemas obsoletos y una infraestructura en decadencia,” dijo Pat Foye, directora ejecutiva de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

El plan de modernización propone varios puntos, entre los que se destacan:

  • Rediseñar las vías de acceso al aeropuerto, creando una circunvalación facilite el acceso a todas las terminales de JFK, inclusive para los taxis, vehículos particulares y vehículos de alquiler.
  • Centralizar y ampliar el estacionamiento dentro de la circunvalación, con opciones de estacionamiento a corto y largo plazo.
  • Ofrecer servicios de primera categoría (restauración, tiendas libres de impuestos, y salones para reuniones y conferencias); un proceso que comenzó el pasado mes con el inicio de las obras para el hotel del antiguo Terminal de la TWA.
  • Implementar tecnología de vanguardia para actualizar la seguridad del terminal aéreo, de acuerdo con las futuras mejores prácticas mundiales.

Las mejoras en infraestructura y seguridad no sólo le permitirían al Aeropuerto Internacional JFK mantenerse competitivo ante los principales aeropuertos del mundo, sino también convertirse en una fuente de ingresos y empleos.

De acuerdo con esta imagen generada por computadora, los terminales estarían alrededor de una circunvalación, que favorecería el acceso terrestre al aeropuerto. (Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey)

De acuerdo con esta imagen generada por computadora, los terminales estarían alrededor de una circunvalación, que favorecería el acceso terrestre al aeropuerto. (Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey)

El aeropuerto neoyorquino espera recibir 75 millones de viajeros en 2030, y alcanzar la marca de los 100 millones de pasajeros en 2050.

“Por cada millón de pasajeros que deja de atender Nueva York, la region pierde aproximadamente 140 millones de dólares en salarios, 400 millones en ventas y 2.500 empleos,” destacó Foye.

Del presupuesto propuesto de 10 mil millones de dólares, 8 mil millones estaría destinado a la modernización de los terminales, y dos mil millones para mejoras en sus vías de acceso y transporte ferroviario y colectivo.