American Airlines recibirá su primer Boeing 737 MAX 8 a finales de este año y está previsto que entre en servicio comercial en 2018.

El primer Boeing 737 MAX de American Airlines ya ha entrado su fase final de ensamblaje en la Fábrica de Boeing en Renton, Washington. La aerolínea espera recibir esta primera aeronave de la variante MAX 8 en otoño de este año.

Las 4 primeras aeronaves  serán entregadas  este año 2017, sin embargo no entrarán en servicio comercial hasta 2018. American posee un pedido de 100 Boeing 737 MAX, las cuales se sumarían a su flota de 294 737-800, posicionándose como el tercer  mayor operador del Boeing 737 en Norteamérica, por detrás de Southwest Airlines y United Airlines.

Estas 100 aeronaves 737 MAX son parte de un  histórico pedido que realizó American en 2011 como parte de su plan de renovación de flota.

Hace unos meses, la aerolínea había planteado colocar una configuración de 29 pulgadas de separación entre asientos para estas nuevas aeronaves. Sin embargo, la aerolínea recibió fuertes críticas por parte de sus clientes, ya que dicha separación resultaría excesivamente incómoda para los pasajeros. Posteriormente American anunció en un comunicado que va a reconsiderar esta decisión.

American también anuncio que a diferencia de sus Boeing 737-800 más nuevos, los MAX 8 no contarán con sistema de entretenimiento individual, sino que solo contarán con Wi-Fi abordo. La aerolínea afirma que estos “no son necesarios ya que los pasajeros llevan sus propios dispositivos portátiles en la mayoría de los vuelos”. La pregunta interesante es ¿Por qué dejar sin este sistema a los MAX si ya lo han implementado en sus 737 actuales, así como también en su flota de A319 y A321?

Está decisión podría tener ventaja en la reducción de peso en sus aeronaves, pero si comparamos con sus competidoras más directas, Delta Air Lines y United Airlines ofrecen un variado sistema IFE abordo en la mayoría de su aviones de segmento medio.