La sentencia afecta a más de 85 pilotos de American Airlines, quienes podrían perder su rango de capitán, salarios menores y cambios en sus bases de operaciones.

Un grupo de pilotos de American Airlines (AA) se enfrentan a un futuro incierto en sus carreras tras perder una disputa contractual que se remonta a la fusión entre American Airlines y Trans World Airlines (TWA) (TW) en 2001.

La semana pasada, un árbitro sentenció que las protecciones que garantizaban cierta cantidad de posiciones de capitán a los pilotos de TWA había expirado, lo cual implica que más de 85 pilotos podrían ser degradados de capitán a primer oficial, con la consiguiente disminución en su salario de hasta 75 dólares por hora, según fuentes cercanas al caso.

American Airlines y el sindicato que agrupa a los pilotos de ésta, Allied Pilots Association, han evitado tomar parte en la disputa que enfrenta a dos grupos de empleados. Sin embargo, ambas partes ahora deberán tomar en cuenta la decisión del árbitro, la cual altera las prioridades de ascenso para más de 15.000 pilotos, y que podría incluso en algunos casos obligarlos a cambiar su base de operaciones.

Matt Miller, portavoz de American Airlines, indicó que “Tenemos que respetar las sentencias de arbitraje, y trabajaremos con el Allied Pilots Association para dar apoyo a cualquier piloto que se vea afectado por la decisión.”

Cuestiones de Antiguedad


En la industria del transporte aéreo, las reglas de antiguedad son las que fijan condiciones básicas de trabajo para las tripulaciones de cabina y de mando. Establecen el tipo de aviones que van a operar, los horarios y rutas que operan y su paquete salarial.

El tema de la antiguedad se torna especialmene complejo cuando se integran los grupos de pilotos durante la fusión de dos aerolíneas. Esto es algo que American Airlines procuró negociar con protecciones especiales para los pilotos de Trans World Airlines tras su fusión en 2001.

Estas protecciones garantizaban una cantidad limitada de posiciones de capitán para aquellos pilotos provenientes de TWA, todo ello fuerra de la estructura formal de antiguedad de American Airlines.

Después de la quiebra de American Airlines en 2011, el acuerdo fue revisado para garantizar 260 posiciones de capitán en aeronaves de pasillo único, y 86 posiciones de capitán en el caso de las aeronaves de fuselaje ancho.

Disputa entre pilotos


La controversia alrededor de estas protecciones objeto de arbitraje versaban sobre su fecha de vencimiento. Los acuerdos establecieron que el vencimiento ocurriría cuando Magnus Alehiut, piloto contratado en TWA en 1997 acumulase la antiguedad suficiente para poder operar cualquier avión de la flota de American.

El capitán Alehuit alcanzó dicho nivel de antiguedad el pasado mes de octubre. Sin embargo, solamente acumuló antiguedad suficiente para comandar un avión regional más pequeño, adquirido por American Airlines tras fusionarse con US Airways (US). Esta aeronave no formaba parte de la flota de American cuando se suscribieron los acuerdos con TWA.

Los pilotos de TWA de mayor antiguedad argumentaron que estas protecciones no deberían expirar hasta que el Capitán Alehuit tuviese la antiguedad suficiente para estar al mando de un avión mayor de pasillo único. No obstante, un grupo independiente de pilotos de American presentó una demanda para que estas posiciones protegidas volvieran al grupo general de pilotos, en donde estarían disponiles bajo el esquema normal de antiguedad.

A la final, el árbitro falló a favor del grupo pilotos de American Airlines, determinando que “cualquier aeronave” descrita en la cláusula de vencimiento debería interpretarse como una aeronave cualquiera, incluso y el modelo de la misma no fuese parte de la flota de American Airlines cuando se suscribió el acuerdo.