La línea aérea bandera de Corea del Sur está considerando un pedido de Boeing 787-9 y 787-10, como reemplazo de su flota de 14 777-200(ER).

Walter Cho, presidente y consejero delegado de Korean Air (KE) ha confirmado que la aerolínea está considerando reemplazar su flota de 14 Boeing 777-200(ER) con un pedido compuesto por una cantidad no determinada de 787-9 y 787-10.

De acuerdo con un reporte de FlightGlobal, Cho indicó que los 777-200(ER) deben ser reemplazados, indicando que la aerolínea “está considerando varios modelos, pero en definitiva requerimos más aviones para reemplazar la flota de 777.”

En la actualidad, Korean Air opera un total de cuatro 787-9, con seis aviones adicionales en pedidos pendientes de entrega, así como diez opciones de compra. La aerolínea bandera de Corea del Sur, opera sus Dreamliner desde su sede central de operaciones en el Aeropuerto Internacional de Incheon, en Seúl, en rutas a Barcelona (España), Beijing, Fukuoka, Hong Kong, Madrid y Toronto.

Los 787-9 de Korean Air están configurados con 269 asientos, en tanto que los 777-200(ER) poseen dos configuraciones con 248 y 261 asientos. El reemplazo de estos triple sietes con una flota de Dreamliner, ayudaría a Korean Air a reducir sus costos operacionales al eliminar un tipo de aeronave de su flota y adquirir un avión más eficiente en el consumo de combustible, a la par de aumentar su capacidad y flexibilidad operacional para explotar rutas de baja demanda y largo recorrido.