¡Bienvenidos a bordo del Airbus A380 de Lufthansa! Nuestro editor Alfonso Sánchez relata su experiencia en un viaje desde Frankfurt a Shanghai.

En noviembre de 2014 tuve la oportunidad de viajar a Shanghai, China, a bordo del avión comercial más grande en operación, el Airbus A380. He aquí un breve reporte de mi experiencia como pasajero en Lufthansa (LH).

La espera


Luego de un vuelo de 10 horas y media desde Caracas a Frankfurt a bordo de un Airbus A330-300 (hoy día lamentablemente la ruta fue cancelada), y tras un breve paseo por el centro de Frankfurt aprovechando la escala de 8 horas, estaba de regreso en la terminal Z del Aeropuerto Internacional de  Frankfurt – Main (Base principal de Lufthansa) para abordar otro vuelo de 10 horas a Shanghai,

El Airbus A380 que me llevaría a mi destino era el segundo de su tipo recibido por Lufthansa en 2010 (‘München’ · D-AIMB · MSN 41). En esta foto, tomada mientras esperaba mi vuelo, lo vemos siendo remolcado para su preparación previa al vuelo a Shanghai luego de arribar de San Francisco esa mañana.

'München' fue el segundo A380 recibido por Lufthansa en 2010. (Autor)

‘München’ fue el segundo A380 recibido por Lufthansa en 2010. (Autor)

Luego de dos horas y media, el avión estaba de regreso en la puerta para abordar el vuelo LH728 con destino a Shanghai, con hora de salida estimada a las 17:55 local.

Listo al abordaje rumbo a mi destino: China. (Autor)

Listo al abordaje rumbo a mi destino: China. (Autor)

Embarcando en la cabina de clase económica


El asiento elegido por mí para este vuelo fue el 54K, ubicado en la sección frontal del avión en clase económica. Me correspondió abordar por la puerta inferior delantera con el grupo de pasajeros ubicados entre las filas 50 a la 59.

Un vistazo a la puerta de embarque de este gigante. (Autor)

Un vistazo a la puerta de embarque de este gigante. (Autor)

Una vez a bordo se puede apreciar el diseño sobrio y moderno, combinado con los colores característicos de Lufthansa. La clase económica está configurada con una disposición 3+4+3, con asientos de 46,2 centímetros (18,2 pulgadas) de ancho y un espacio entre asientos de 78,7 centímetros (31 pulgadas.)

Mi vista de la cabina durante las siguientes 10 horas. (Autor)

Mi vista de la cabina durante las siguientes 10 horas. (Autor)

Una de las primeras cosas de las que me di cuenta fue de la ubicación de la caja del sistema de entretenimiento (IFE), que bloquea una buena parte del espacio para las piernas. La pantalla del IFE es bastante pequeña para los estándares de hoy día, pero al menos es sensible al tacto y ofrece un contenido aceptable y adecuado.

El sistema de entretenimiento a bordo nos da la bienvenida a bordo del A380. (Autor)

El sistema de entretenimiento a bordo nos da la bienvenida a bordo del A380. (Autor)

Uno de los aspectos más interesantes del sistema de entretenimiento a bordo del A380 de Lufthansa son las vistas de las cámaras ubicadas a lo largo del fuselaje (cinco en total). Si eres un #avgeek, estoy seguro que disfrutarás de estas vistas externas (en especial durante el despegue y el aterrizaje.)

Las diversas opciones de visualizacion que ofrece el sistema IFE del A380 (Autor)

Las diversas opciones de visualizacion que ofrece el sistema IFE del A380 (Autor)

En vuelo


Tras despegar puntualmente con un clima ligeramente lluvioso y alcanzar la altitud de crucero, la tripulación da comienzo a un servicio excelente. Tras servir una ronda de bebidas, se nos presentó el menú de clase económica, único para los vuelos desde y hacia China.

Menú de clase económica del Lufthansa (Autor)

Menú de clase económica del Lufthansa (Autor)

Para estos vuelos, Lufthansa ofrece un menú diseñado por Gao Xiaosheng, chef principal del restaurante Shangri-La, ubicado en el exclusivo sector de Pudong en Shanghai. El menú incluye especialidades típicas chinas como pollo en salsa agridulce y cerdo con tallarines.

Tras la cena, y unas pocas horas de sueño, desperté a tiempo para disfrutar del amanecer. Mi asiento ofrecía una buena vista de los motores Rolls Royce Trent 900 con los que está equipado el avión.

Poderosos motores Rolls Royce Trent 900 surcando altitud de crucero. (Autor)

Los poderosos motores Rolls Royce Trent 900 surcando los cielos en altitud de crucero. (Autor)

Una de las características del Airbus A380 es el diseño particylar de las ventanas. El panel transparente interno es mucho más grande que el panel externo. Asimismo, la separación entre ambos paneles es mayor que en otros aviones de fuselaje ancho, dándonos la impresión de una ventana cónica.

En aproximación al Aeropuerto Internacional Shanghai Pudong. (Autor)

En aproximación al Aeropuerto Internacional Shanghai Pudong. (Autor)

Si bien este diseño no es muy amigable para tomar fotografías en vuelo, si contribuye notablemente con la reducción del ruido en el interior de la cabina, influyendo en la comodidad.

Las diez horas de vuelo transcurrieron rápidamente, y tras un breve servicio de desayuno, iniciamos el descenso hacia Shanghai.

Bienvenidos a Shangai Pudong


Tras aterrizar alrededor de las 11:30 hora local, pude apreciar parte del tráfico en el Aeropuerto Shanghai Pudong: Aeroflot (SU), Asiana (OZ), Hainan Airlines (HU), Dragonair (KA) y Scandinavian Airlines (SK).

En esta imagen se pueden apreciar los diversos operadores. Entre ellos se observan Aeroflot, Asiana, Hainan, Dragonair y SAS. (Autor)

En esta imagen se pueden apreciar los diversos operadores. Entre ellos se observan Aeroflot, Asiana, Hainan, Dragonair y SAS. (Autor)

Durante el desembarco la tripulación me permitió ingresar a la cabina de mando del avión para tomar algunas fotografías. Se destaca el amplio espacio para la tripulación y aviónica moderna de la aeronave.

La cabina de mando del A380 de Lufthansa luego de nuestra llegada a Shanghai. (Autor)

La cabina de mando del A380 de Lufthansa luego de nuestra llegada a Shanghai. (Autor)

Conclusión


Mi primer vuelo en el Airbus A380 me dejó sensaciones muy agradables, es un avión silencioso y cómodo, aún en la clase económica de Lufthansa, la cual considero austera en algunos aspectos (la ubicación de la caja del IFE y el espacio entre asientos por ejemplo). Sin embargo, estos detalles son compensados por la excelente atención de la tripulación.

¿Volvería a viajar en el Airbus A380 de Lufthansa? ¡No lo duden!