La quinta generación del programa ecoDemonstrator se llevará a cabo en un Boeing 777F de FedEx.

Como parte de la política de innovación constante de Boeing, la compañía ha suscrito con FedEx (FX) una alianza estratégica para evaluar nuevas tecnologías en un avión de la compañía nortamericana de logística y paquetería, en marco de la quinta edición del programa ecoDemonstrator.

A partir de 2018, un Boeing 777F a ser construido para FedEx, pondrá a prueba dichas tecnologías, incluyendo innovaciones en los motores y en la cabina de mando.

Entre las nuevas tecnologías a ser sometidas a prueba se incluyen un modelo compacto de inversor de empuje desarrollado por Boeing, y concebido para ahorrar combustible. Asimismo, las mejoras en la cabina de mando buscan optimizar la eficiencia de las operaciones en aeropuertos congestionados, y se pondrán a prueba diversos prototipos de partes de aeronaves en las que se han utilizado técnicas que reducen el desperdicio de materiales durante su manufactura.

Durante sus diversas ediciones, el programa ecoDemonstrator ha utilizando diferentes modelos de aviones comerciales, todo ello con el fin de reducir la huella medioambiental y mejorar el rendimiento y seguridad de las próximas generaciones de aeronaves comerciales.

“El programa ecoDemonstrator se enfoca en comprobar nuevas tecnologías que beneficien a nuestros clientes, a los pasajeros y al medio ambiente,” comentó Mike Sinnett, vicepresidente de desarrollo de productos de aviones comerciales para Boeing.

De acuerdo con Boeing, la campaña del programa ecoDemonstrator durará aproximadamente tres meses, después de los cuales la aeronave será devuelta a FedEx.