La medida implica la salida de Emirates de la junta directiva de TAAG Angola Airlines, así como el cese de toda cooperación técnica y comercial.

Emirates (EK) ha puesto fin a un convenio de concesión administrativa con TAAG Angola Airlines (TG), poniendo fin a la relación comercial de la aerolínea Emiratí con la línea aérea bandera de Angola.

El convenio suscrito en septiembre de 2014 tenía una vigencia de diez años, le daba a Emirates la oportunidad de designar varios gerentes en la junta directiva de TAAG con el fin de lograr que la misma fuese rentable mediante la reducción de su nómina de personal y una red comercialmente viable.

A pesar del convenio, Emirates no adquirió ninguna participación accionaria en TAAG.

En una declaración emitida a la agencia de noticias LUSA el día de hoy, Emirates indicó que la cancelación del convenio se debe a las “dificultades prolongadas que la aerolínea ha experimentado con la repatriación de sus ingresos,” generados por la venta de boletos en Angola.

Angola, al igual que Nigeria, Sudán y Venezuela, han experimentado una crisis económica severa a raíz de la caída de los precios del petróleo, lo cual ha limitado sus ingresos en moneda extranjera.

“A pesar de haber solicitado en numerosas oportunidades a las autoridades competentes la solución de este problema, y a pesar de sus promesas sobre una solución al caso, éste aún no ha sido resuelto,” señaló Emirates.

“Emirates pone fin con efecto inmediato al convenio de concesión administrativa  con TAAG Angola Airlines. (…) esperamos que la repatriación de los fondos sea resuelta a la brevedad, de forma tal que nuestras operaciones comerciales puedan retomarse de acuerdo con la demanda,” concluyó el comunicado.

Además de haber puesto fin a su relación comercial con TAAG, Emirates ha ajustado, con efecto inmediato, su itinerario en sus vuelos entre Dubái y Angola, pasando de cinco a tres vuelos semanales operados los días martes, jueves y sábado.