El pedido, el cual incluye 40 Dreamliner y el equipo necesario para operarlos, está valorado en 15.100 millones de dólares a precio de catálogo.

Emirates (EK) ha anunciado en la apertura del Salón Aéreo de Dubái, un pedido por 40 Boeing 787-10 Dreamliner. El pedido, el cual incluye también los equipos requeridos para operar estas aeronaves, está valorado en 15.100 millones de dólares a precio de catálogo.

Estas aeronaves, con fecha de entrega pautada a partir de 2022 y hasta 2030, estarán configuradas con cabinas de dos y tres clases, con una capacidad que variará entre 240 y 330 pasajeros, colocándose por debajo de los Boeing 777-300(ER) que actualmente opera la empresa, los cuales cuentan con dos configuraciones de 354 y 427 asientos.

El pedido, largamente esperando, no es ninguna sorpresa dentro de la industria. En 2007, la aerolínea Emiratí colocó un pedido por 70 Airbus A350, el cual fue cancelado en 2014, optando en su lugar por más A380. La capacidad inferior a la del 777-300(ER) con costos operativos más bajos hacen que el 787-10 sea un complemento idóneo para la flota de Emirates.

“Consideramos que el 787 es un gran complemento a nuestra flota de 777 y A380, proporcionándonos más flexibilidad para ofrecer más destinos en la medida de que desarrollamos nuestra red global de destinos,” comentó su Alteza el Sheik Ahmed bin Saeed Al Maktoum, presidente y consejero delegado de Emirates.

El 787-10 le permitirá a Emirates explorar mercados de largo recorrido y baja demanda, que ahora con el Dreamliner podrían ser comercialmente viables. Asimismo, el reforzamiento del código compartido que mantiene con FlyDubai (FZ) podría eventualmente llevarlos a operar rutas en donde los Boeing 737 de FlyDubai no tienen capacidad suficiente.