Rafael Paredes nos relata su experiencia a bordo del Fokker 100 de Air Panama, en un vuelo regional entre David y Ciudad de Panamá.

La ciudad de Volcán (Provincia de Chiriquí), en donde pasé los Carnavales con mi esposa, amaneció con vientos fuertes que provienen del norte. Hacía un buen clima de unos 15 grados centígrados. Tomamos un autobús que nos llevó a David, capital de la provincia, para llegar al Aeropuerto Internacional Enrique Malek a las 2 de la tarde.

La primera impresión del aeropuerto es lo pequeño y lo caluroso de la terminal, pues no estaba funcionando el aire acondicionado. David es solamente servido por dos aerolíneas nacionales: Air Panama (7P) y Copa Airlines (CM).

Interior del Aeropuerto Internacional Enrique Malek, Panamá (Autor)

Interior del Aeropuerto Internacional Enrique Malek, Panamá (Autor)

Nuestro destino el día de hoy es Ciudad de Panamá, y viajaremos con Air Panama, una aerolínea regional basada en el Aeropuerto Internacional Marcos A. Gelabert en Albrook. En la actualidad, es la segunda aerolínea más grande del país, y ofrece vuelos regulares y chárter a más de 31 destinos en Panamá, Colombia y Costa Rica.

Lo particular de Air Panamá es la variedad de su flota, compuesta por Fokker 100, Fokker 50, Britten-Norman Islander, Cessna 182, Caravan 208 y Piper PA-34 Seneca.

Chequeo y Espera en el Aeropuerto


El chequeo fue rápido ya que fuimos los primeros en la fila. Si bien solicitamos los asientos 17A y B, la sorpresa fue que los asignados fueron los 7A y B sin derecho a cambiarlos (¡Gracias Santiago!). Ya chequeados, el sistema de anuncio del aeropuerto realizó el llamado para dirigirnos al área de chequeo de seguridad. A pesar de ser un vuelo regional, la seguridad fue bastante estricta, ya que nos ordenaron no solamente quitarnos los lentes correctivos, sino también los zapatos.

Vista general de la sala de espera del Aeropuerto Internacional Enrique Malek, Panamá (Autor)

Vista general de la sala de espera del Aeropuerto Internacional Enrique Malek, Panamá (Autor)

La zona de embarque de David es bastante amplia. Estimo que puede albergar unas 350 personas aproximadamente, y cuenta con dos puertas. Una de ellas es de uso exclusivo para Copa Airlines, y posee su propio monitor FIDS y está debidamente señalizada con los logotipos y colores de la empresa. La segunda puerta, sin señalización, es la de Air Panama.

El Embarque


Entre ambas puertas, existe un ventanas con vista a la rampa y a los aviones allí estacionados. En la actualidad, y a pesar de ser un aeropuerto internacional, David solamente tiene conectividad aérea con Ciudad de Panamá (Albrook y Tocumen).

En la rampa se encontraba nuestro avión, un Fokker 100 de Air Panama, y un Embraer E190 de Copa Airlines.

A las 15:50 se dió el llamado para el embarque. Tras una rápida verificación del boleto se nos instruyó permanecer dentro de la terminal. A esa hora, la temperatura fuera del aeropuerto rondaba los 35 grados, y dado lo largo de la fila para embarcar, íbamos a estar varios minutos bajo el inclemente sol de la tarde.

Una vista del Fokker 100 de Air Panama previo al embarque del mismo en el Aeropuerto Internacional Enrique Malek, Panamá (Autor)

Una vista del Fokker 100 de Air Panama previo al embarque del mismo en el Aeropuerto Internacional Enrique Malek, Panamá (Autor)

Luego de tres minutos de espera, nos permitieron abordar por la rampa del aeropuerto. El Fokker 100 posee su propia escalera de acceso, por lo que no hizo falta ninguna escalera accesoria.

El avión que nos llevará a Albrook porta el registro HP-1764 PST (MSN 11364). Su primer vuelo lo realizó el 6 de Noviembre de 1991, hace más de 25 años, y fue entregado originalmente a TAT European Airlines (VD), pasando después a CCM Airlines (XK), Air Liberté (IJ) y Air France Régional (YS), antes de ser vendido a Air Panama en junio de 2012.

A pesar de sus años de servicio, el interior de la cabina, similar a la de un McDonnell Douglas DC-9-30 se encontraba en perfecto estado de limpieza. En lo personal, el espacio entre filas y entre asientos lo hallé cómodo (mido 1,70 m), pero es posible que una persona de mayor estatura halle el espacio muy justo.

El avión se encontraba en muy buen estado y sumamente limpio en su interior (Autor)

El avión se encontraba en muy buen estado y sumamente limpio en su interior (Autor)

La ocupación rondaba el 90%. Los Fokker 100 de Air Panama cuentan con una configuración de cabina para 100 asientos, dispuestos en una sola clase. En el interior de la cabina, el calor nos acompañó también, pues el aire acondicionado, al igual que en el aeropuerto, brillaba por su ausencia.

A las 16:10 iniciamos el rodaje hacia la pista 04, y tras apenas cinco minutos de taxeo, nuestro avión inició su carrera de despegue.

El Servicio a Bordo


35 segundos después, el avión surcaba los cielos panameños con dirección al noreste, mostrándonos parte de la ciudad de David y a lo lejos parte del Volcán Barú cubierto por nubes bajas. El despegue fue muy suave, y las fuerzas de la gravedad apenas se sintieron.

Varias panorámicas de nuestro vuelo en el Fokker 100 de Air Panama. (Autor)

Varias panorámicas de nuestro vuelo en el Fokker 100 de Air Panama. (Autor)

El servicio de catering, consistió en aperitivos, jugos y gaseosas (Air Panama no ofrece bebidas alcohólicas a bordo). El personal, muy amable y sonriente, nos ofreció el servicio a bordo.

El servicio de cabina fue bastante sencillo, una bolsa de patatas fritas y un vaso de gaseosa. (Autor)

El servicio de cabina fue bastante sencillo, una bolsa de patatas fritas y un vaso de gaseosa. (Autor)

Despues del servicio, y 20 minutos antes del aterrizaje en Ciudad de Panamá, la tripulación hizo un pase rápido por la cabina para recoger los desperdicios.

Aproximación y Llegada a Nuestro Destino Final


Durante la aproximación se pudo observar la Isla Taboga, el hotel Westin Playa Bonita, el aeropuerto de Panamá Pacífico y el Puente de las Américas. Momentos después, nuestro Fokker 100 aterrizaba suavemente en la pista 01 de Albrook. Me llamó la atención lo prolongado del frenado, pues el avión utilizó casi la totalidad de la pista para detenerse.

Al final, esperamos que todos los pasajeros desembarcaran, y como buen avgeek, pude tomar la foto a la cabina de pasajeros y a la cabina de mando, aprovechando la oportunidad para despedirme y agradecer a la tripulación por el vuelo.

Detalle de la cabina de mando del Fokker 100 de Air Panama luego de nuestra llegada a la capital (Autor)

Detalle de la cabina de mando del Fokker 100 de Air Panama luego de nuestra llegada a la capital (Autor)

Tras el desembarque, el calor nos acompañó hasta la terminal. Dentro del área de recoger el equipaje, el personal del aeropuerto se encargaba de llamar de acuerdo con número que posee el talón del equipaje.

Nuestro avión HP-1764 PST (MSN 11364) descansando luego de nuestra agradable experiencia (Autor)

Nuestro avión HP-1764 PST (MSN 11364) descansando luego de nuestra agradable experiencia (Autor)

La salida del aeropuerto fué rápida, el área para tomar un taxi está limitada solamente a una de las entradas al aeropuerto y no por el área de llegadas, por lo que tuvimos que caminar un buen trayecto para tomarlo.

El veredicto


Esta es mi primera experiencia con Air Panamá y también mi primera experiencia en volar con un Fokker 100, una experiencia poco común y emocionante.

En América Latina, Air Panamá es la única operadora de este equipo, y espera recibir pronto dos aviones adicionales.

Air Panama nos ofreció un servicio muy básico, pero destaco su puntualidad y la amabilidad de su tripulación. Capaz los puntos más bajos se los lleva la falta de aire acondicionado en David y a bordo del avión al momento del embarque, lo cual nos resultó incómodo dado el calor y la humedad de Panamá.

¿Recomendaría a Air Panamá? Si eres un entusiasta de la aviación, y quieres volar en el Fokker 100 sí. Aparte, si necesitas llegar al centro de la ciudad de Panamá, Albrook es la mejor opción disponible.

¿Volvería a volar con ellos? Por supuesto que sí.