COMAC ha recibió hasta el momento 570 pedidos en firme de veintiún clientes chinos y dos extranjeros por el C919.

El fabricante de aviones chino COMAC, comenzó las pruebas de rodaje y de alta velocidad en pista del con el primer prototipo del C919 el pasado domingo en el Aeropuerto de Shanghái Pudong como paso previo a que el avión alce vuelo.

Con el primero vuelo programado para el mes próximo, COMAC avanza en su itinerario de certificación, y basado en información suministrada por la Administración de Aviación Civil China se llevara a cabo desde el mismo aeropuerto.

Las pruebas que consisten en superar los 120 nudos de velocidad, tienen como finalidad analizar la reacción del avión al verificar la aplicación de los frenos del mismo, simulando un despegue fallido, al mismo tiempo que se analizada su estabilidad lateral.

El C919 de fuselaje estrecho construido para competir en el segmento de hasta 154 asientos tenía programado su primer vuelo en 2014, seguido por la primera entrega a Chengdu Airlines en el mismo año. Sin embargo, el programa ha sufrido numerosos retrasos y visto pospuesto su cronograma de desarrollo en varias oportunidades.

COMAC ha recibió hasta el momento 570 pedidos en firme de veintiún clientes chinos y dos extranjeros por el C919, con las primeras entregas previstas para el año 2019, y se prevé que entre en servicio comercial con su cliente de lanzamiento China Eastern Airlines.