El sistema compuesto por sensores detecta los dispositivos móviles de los viajeros, obteniendo así datos estadísticos precisos tales como tiempo de viaje, tiempo de permanencia y patrones de movimiento.

El Aeropuerto de Birmingham en el Reino Unido ha implementado un novedoso sistema, con una solución basada en sensores dispuestos en el aeropuerto, los cuales miden el volumen de pasajeros en tiempo real y ayuda a la operadora del terminal aéreo planificar los recursos necesarios para optimizar el tiempo de espera en inmigración.

El sistema, denominado BlipTrack y desarrollado por BLIP Systems, le permite a la operadora del aeropuerto responder con rapidez a las operaciones irregulares e interrupciones, abriendo líneas adicionales.

“La solución se está utilizando en la sala del terminal norte para medir y predecir el tiempo de espera en inmigración. Los datos ayudan a entender el tiempo de espera real y ayuda a establecer planes de recursos con el Equipo de Inmigración del Reino Unido (UKBF) para el futuro,” indicó Chris Wilson, director de operaciones del Aeropuerto de Birmingham.

Esta información de tiempo de espera se comparte en vivo con los pasajeros, a través de pantallas de información dispuestas en la sala de inmigración.

“Al compartir la información en pantallas, ayudamos a reducir la ansiedad de los pasajeros, creando expectativas realistas de tiempo de espera. Hace que los pasajeros se sientan más relajados,” acotó Wilson.

La solución ofrecida por BLIP Systems consiste en sensores Bluetooth / Wi-Fi, los cuales detectan los dispositivos móviles de los viajeros, obteniendo así datos estadísticos precisos tales como tiempo de viaje, tiempo de permanencia y patrones de movimiento, sin la necesidad de que los viajeros interactúen con el sistema.

Birmingham se une a los aeropuertos británicos de Bristol, Edimburgo y Manchester, así como a los terminales aéreos de Schiphol en Ámsterdam, John F. Kennedy de Nueva York, Copenhague, Dublín, Oslo, Ginebra, Bruselas, Cincinnati y Auckland en implementar esta tecnología que favorece la experiencia del pasajero en tierra.